Entre grillos y chapulines

Vaya que muy nutrida estuvo la marcha en contra de las Fiestas del Pitic, misma que se cristalizó después de una campaña negra, para que con ese presupuesto se pavimentarán las calles de Hermosillo.

La marcha de las vocales, (canción de Crí Crí de las cinco letras), inició en el museo de Emiliana de Zubeldía y continuó por el Luis Encinas, donde los manifestantes esperaban cerrar la calle para que el presidente López Obrador conociera el problema, pues se dijo que iba a pasar por esa calle.

Sin embargo, esas masas que se veían en redes sociales realizando la campaña negra en contra de las Fiestas del Pitic, las cuento con los dedos de mis dos manos, más, el dedo gordo del pie, pues tal cual, sólo fueron once personas con cartulinas. Cinco troles del enano del Argylle Vega, (jefe de troles del PAN); tres troles de Wendy Briseño y el resto de los manifestantes, dicen que iban a agarrar “el rula”, y de mitoteros llegaron a la mega marcha. ¡Ja, ja, y más ja!, Perdón, no lo pude soportar.

Ahí está lo que le comenté, era una campaña negra en contra de Célida López, porque si no hubiera sido así, ahí anduviera algún grupo de choque tipo “Los Malnacidos”, quienes ahora ya comen con manteca, desde que se encuentran en el confort de una oficina refrigerada, lanzando órdenes a diestra y siniestra.

Se lo dije, “No se vaya con la finta”. Lo comenté a conocidos que se la pasan bien pedotes en las fiestas, quienes la andaban haciendo de jamón. ¡Bitch, Please!, y como siempre pasa, esas campañas engañan a la gente y para desengañarlos es un broncón. Por eso nadie cree en los políticos, ¡ah!, y por ratas. Obvio, no todos.

De seguro Diana Reyes le ha de haber llevado serenata al Aldo Siles de lo contenta que se puso.

López Obrador vuelve a Sonora

Ya hasta levanta “sospechosismo” que el presidente haya venido a Sonora por sexta vez, ya sea porque ande cuidando el yacimiento de litio de Bacadehuachi, o porque ande como lobo en celo detrás de la gubernatura de Sonora, y ande tanteando el terreno y no quiere dejar cabos sueltos. Y hace bien, porque si no se viene Alfonso Durazo, ¡quién sabe que vaya a pasar!

Lo cierto es que el presidente escuchó en Agua Prieta, las necesidades inmediatas de los sonorenses en boca de la gobernadora Claudia Pavlovich, mismas que son: mil millones de pesos para pavimentación y recarpeteo en trece municipios de Sonora, donde se concentran el 90% de la población; aplicar el subsidio de tarifa eléctrica de los municipios del norte de Sonora en invierno; la construcción de la carretera Agua-Prieta Bavispe y la clínica del IMSS en Agua Prieta, con la que se comprometió ante los asistentes a llevarla a cabo y que ya hay cincuenta millones de pesos para iniciar la obra.

La Gobernadora comentó que va a seguir trabajando haciendo equipo con la federación, en conjunto con el presidente, además de que camino a Hermosillo, se estuvieron bajando por la carretera para ver las maravillas naturales de Sonora. ¡Qué Padre!

Por su parte el presidente escuchó a la voz de la familia LeBaron y Langford, en una reunión privada, aunque después y ante miembros de la prensa se comprometió a serenar al país con hechos y no con palabras, castigando a los responsables, y vuelve a venir para informar de los avances de la investigación. Propuso levantar un monumento en recuerdo de las víctimas de la tragedia, y traer la modernidad en los caminos.

Bien pintan los dichos de don Andrés, esperemos no comer taco de lengua como con Peña Nieto.

La fichita de Ebrard

Todos los políticos tienen una fichita para joder o ejercer el poder fáctico entre el resto de los tiburones dentro del arte de hacer política, y es exactamente lo que está sucediendo al señoritingo Marcelo Ebrard, quien tiene una ficha ya coronada y que ejerce de manera galante el poder al interior, pero, sobre todo al exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Me refiero al empresario Javier Joaquín López Casarín.

Todo un cerebro el señor, mismo quien tiene una influencia y un ego que supera al poderoso Saulo de Tarso en el Sanedrín de Jerusalén, y hoy dirige el grupo empresarial Reinventando México, con experiencia en finanzas, tecnología, política y telecomunicaciones, pero, sobre todo, en la gestión de recursos con organismos internacionales para realizar proyectos en estas áreas.

Javier Joaquín López Casarín tiene amasada una fortuna que consiguió trabajando con Gobiernos; actúa como jefe de asesores de la SRE; ha interactuado al más alto nivel en el Gobierno de Donald Trump a nombre de Marcelo Ebrard; militó en el movimiento de Ebrard en el PRD; fue prófugo de la justicia además de que pisó por una noche la cárcel de Topo chico por un fraude millonario en contra de más de veinte seis mil maestros en nuevo León; y cuenta con veintitrés carpetas de investigación vigentes.

Yo no sé si esto sea bueno o malo para el país, pero obvio que los empresarios se supone que no amasan fortunas dentro de la 4T, o por lo menos, ha sido el discurso recurrente al momento de entender quiénes son los que importan, según esto los pobres y no los ricos, porque dudo mucho que este empresario vaya a dejar sus negocios, en donde se echa mensualmente unos millones a la bolsa, para ganar la mísera cantidad de cien mil pesos al mes.

No dudo que la 4T sea menos corrupta que los Gobiernos del PRI y el PAN, o por lo menos los cobija la saliva, el gran pecado que llevan sobre las espaldas cuando “la lengua es muy larga y la cola poco limpia”.

Oremos por las campañas negras

Síguenos en www.entregrillosychapulines.com

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su réplica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *