Nido de víboras

SSSSSSSS… Bastó con la Alcaldesa de  la Ciudad de México, Claudia Scheinbaum se rebelara contra las estadísticas del Subsecretario de Salud Hugo López-Gatell y presentara “otros datos” para que de inmediato, de un día para otro, la CDMX pasara del color rojo al naranja en el Semáforo Epidemiológico. No, pues con esas influencias, quedó de manifiesto que el Doctor Chimoltrufio –por  aquello de “como dice una cosa, dice la otra”- no le llega ni a los talones en el power que tiene ante el Jefe López Obrador quien ya se considera precandidata a la Presidencia de la República.

Debe ser muy divertido para los del equipo de López-Gatell andar jugando a la escuelita con colores, símbolos y andar proyectando tendencias de la pandemia, sin atinarle a nada; pero cómo se entretienen estos canijos. No cabe duda.

Sin embargo, la realidad mexicana es espeluznante: A nivel nacional se registraron hasta ayer 26,648 muertes por COVID-19 y 216,852 casos confirmados. De éstos últimos, 25,558 son activos, es decir, presentaron síntomas en los últimos 14 días.

Claro, no son números reales, porque de lo contrario, quién sabe si no fuésemos ya el primer lugar mundial en todos los rubros, desde los muertitos hasta las personas que andan asintomáticas por cientos de miles por todo el territorio, sin que se tenga la menor idea hasta dónde irá a llegar esta aniquilación de personas, mientras que las autoridades de Salud Federal no le atinan siquiera a una proyección.

Ayer, por ejemplo, López-Gatell indicó que “aunque sigue subiendo la cantidad de contagios, se ha disminuido la velocidad de los mismos. La epidemia se está desacelerando”. Así las incongruencias del profesional de la medicina que ya muy próximamente será lapidado por la 4T, a la hora en que el mundo entero califique al peor y al mejor gobierno ante esta pandemia, en la que por supuesto el de México está reprobado.

SSSSSSSS… Sonora, como ya sabemos, no canta mal las rancheras en eso de los contagios y los muertitos; no por nada está en color rojo y por más exhortos que han hecho la Gobernadora Claudia Pavlovich y el Secretario de Salud Enrique Claussen Iberri, nomás “no baja” la movilidad en ninguna población del estado y ello se refleja en los 8,384 contagios confirmados y las 838 muertes acumuladas, registradas hasta anoche a nivel estatal; con el agravante de que hay 1,008 pacientes activos; 822 hospitalizados y 568 que presentan estado de gravedad.

En la única población donde se ha logrado reducir hasta cierto grado la movilidad es en la capital, y eso solamente de  las 18:00 a las 6:00 del día siguiente, ante la amenaza de ser multados quienes se atrevan a deambular a lo pendejo entre esos horarios. Así se le debe llamar con toda puntualidad a lo que hacen quienes se resisten a entender lo grave de la pandemia del COVID-19.

Bastaría con que Usted se diera una vueltecita a reportear sobre las actividades sociales en los diferentes sectores de Hermosillo, para que se diera cuenta de que las pachangas familiares no faltan en ninguna colonia.

El sábado lanzó un llamado Claussen Iberri a las autoridades municipales de Guaymas y Nogales a que tomen medidas para que la gente deje de circular para que bajen los contagios, porque en esas dos ciudades YA NO HAY ESPACIO EN HOSPITALES PARA ATENDER A NADIE. De seguir así, Sonora se convertirá pronto en un cementerio.

Asómese nomás a alguna página de Facebook y aparecerán esquelas al por mayor; ya estamos llegando al absurdo de que todos tenemos a un familiar o un conocido que está enfermo o está “muy malo” o lamentablemente ya murió de Coronavirus. ¿Y hay algún otro alcalde que haya dictado medidas impopulares, pero necesarias? NINGUNO. 

Pero aún hay una esperanza de que la entidad no siga cayendo en el pozo de las cifras negativas y esto lo representa el ingenioso programa ANTICIPA que lanzó el Gobierno de Claudia Pavlovich a través de la Secretaría de Salud, el cual consiste en hacer  llamadas (ayer domingo se hicieron las primeras 1,000) desde un call center a celulares y domicilios particulares para, mediante una serie de preguntas se pueda determinar si quien contesta o alguien cercano tiene alguno o varios de los síntomas inequívocos del COVID-19, o bien detectar a personas asintomáticas y de esa manera poder atenderlos A TIEMPO y evitar así una muerte segura.

ANTICIPA, como su nombre lo indica, es un programa basado en un modelo PREVENTIVO,  diseñado para salvar vidas, por lo que la Secretaría de Salud exhorta a responder a las preguntas con toda responsabilidad, cuando la llamada entrante sea desde el número 6628 88 0525.

Si Usted recibe una SEGUNDA LLAMADA es muy importante que atienda las indicaciones que le vayan a dar  y acuda puntualmente a la cita que le van a agendar, porque esa segunda llamada significa que hay datos que indican que PUEDE SER UN CASO SOSPECHOSO POSITIVO y  necesita extremar precauciones y acudir a una valoración personal.

Este ingenioso programa del Gobierno del Estado es otro esfuerzo más, NO EL ÚLTIMO; pero sí uno que puede sensibilizar a aquel segmento de la población que observa las medidas preventivas,  temerosa por su salud y vida, tiene un slogan por demás sugerente: “Es mejor que te escuchen en el teléfono y no que tengan que verte en el hospital”.

El Gobierno del Estado ha cumplido con creces hasta este día en cuanto al Pacto de Corresponsabilidad en esta lucha contra la terrible pandemia que ha provocado el SARS-COV-2. Falta que la población haga su parte. ANTICIPA es la mejor oportunidad de que se ponga al corriente.

SSSSSSSS… En más del tema de la Gobernadora Pavlovich, tenemos que productores de distintos rubros y regiones de la entidad se unieron al Pacto Social Para Que Siga Sonora, convocado por la mandataria, con el compromiso de seguir trabajando durante la contingencia por Covid-19 en apoyo al programa de ayuda alimentaria a los sectores más vulnerables en la entidad.

En una reunión virtual, en la que participaron representantes de distintos organismos, la Jefa del Ejecutivo extendió su reconocimiento a este dinámico sector, el cual durante los meses que ha durado la pandemia en Sonora, no ha dejado de trabajar para apoyar el suministro de alimentos básicos a la población vulnerable, cuidando ante todo la salud de las y los trabajadores del campo.

Incólume el liderazgo de Claudia Pavlovich frente a todos los sectores de la comunidad sonorense.

SSSSSSSS…. No dejaron pasar la oportunidad los hermosillenses de participar en la tercera  caravana automovilística organizada por el FRENAA contra las políticas económicas, sociales y políticas que ha implementado Andrés Manuel López Obrador y su gobierno de la pretendida “cuarta transformación”, que en realidad ha sido una engañifa para el Respetable.  

El Frente Nacional Anti-AMLO se realizan de manera simultánea en diferentes regiones del país, a fin de dar a conocer el rechazo que miles de mexicanos sienten hacia la forma de gobernar de López Obrador, a lo que se ha sumado la inconformidad por el manejo de la pandemia.

Hubo expresiones de todo tipo como en las anteriores caravanas en contra de la 4T, desde el consabido “¡AMLO, VETE YA!" Hasta otros bastante ingeniosos. Uno llamó la atención por lo certero en su alusión al desafortunado –por no decir una grosería- discurso de López Obrador en una de sus mañaneras en el que convocó a los mexicanos a no aspirar a mucho, a a tener un par de zapatos, un auto modesto y a no comer cosas extravagantes. La cartulina rezaba: “NO QUIERO UN PAR DE ZAPATOS, QUIERO EL ROLEX DE EBRARD”.

Por demás elocuente la respuesta si tomamos en cuenta que estas caravanas las realiza la clase media en cualquiera de sus tres estamentos, la baja, la media y la alta, que son el sector más productivo del país, el que genera más del 80 por ciento de los empleos formales y sobre cuyos hombros descansa la economía mexicana.

Esa clase media, la que paga impuestos y genera empleos, se ha inconformado de menos a más con López Obrador por la clara tendencia al socialismo de su gobierno, por cierto integrado por muchísimos perfiles que se han enriquecido al amparo de la burocracia –ejemplos que van desde Manuel Bartlett y Elba Esther Gordillo, hasta el “ideólogo” John Ackerman y sus esposa Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública- quienes han sido desnudados en trabajos periodísticos con pelos y señales.

Esa clase media que cada vez toma más conciencia de lo que le espera a México en manos de la 4T es a lo que le teme López Obrador en el 2021, precisamente. Dicen.

SSSSSSSS… Vaya eficacia la de la Secretaría de seguridad Pública de la Ciudad de México, que en unas cuantas horas capturó a casi toda la banda de sicarios que atentaron contra la vida del titular de esa dependencia, Omar García Harfuch. Incluso se ha dado a conocer ya de manera oficial los nombres de los grupos delictivos que se disputan el territorio de la CDMX y hasta el del autor intelectual del artero y cobarde ataque.

Ojalá aquí en Sonora los tres niveles de gobierno fueran tan eficientes -así como el de la CDMX- y cuando menos nos hubieran presentado algún avance sobre las investigaciones de las espantosas e inenarrables muertes de aquellas tres mujeres y seis niños ocurridas en Bavispe el pasado 4 de noviembre del año pasado. Pero, nada. Solo mutismo.

Vaya, ni siquiera porque ya se acerca el 1 de septiembre, fecha en que seguramente se cancelará el Informe del Presidente López Obrador, pues lo único con lo que cuenta para poner a  consideración de los mexicanos es el repetitivo discurso de sus Programas del Bienestar que han sido un fiasco.

Fuera de eso, TODO HA SIDO UN FRACASO TAMBIÉN.      

SSSSSSSS… “Los sicarios del narco son la contracara del sicariato mediático. Buscan desestabilizar a toda costa”. Estúpidas palabras del académico John Ackerman, que obligaron incluso a Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, organismo que lo había nombrado el 26 de febrero como integrante del Comité Técnico de Evaluación que calificará la idoneidad de los cuatro nuevos consejeros con los que se renovará el consejo general del Instituto Nacional Electoral INE, dizque “basada en consideración a su capacidad y trayectoria profesional reconocidas”.

Pero el viernes pasado, a raíz del atentado contra el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) salió con la estúpida frase con la que empezamos este comentario, que le ganó ayer domingo a Piedra Ibarra a recordarle que del año 2000 a mayo de este año suman 159 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación asesinados en el país.

La CNDH remarcó que el desempeño de la libertad de expresión en el país es difícil y la propia Comisión ha documentado ampliamente la violencia contra los comunicadores. “Es ésta una batalla que tenemos que librar evitando, entre otras cosas, la estigmatización y el descrédito de las y los profesionales de la comunicación”.

Y agregó que esos ataques no sólo afectan a los integrantes de ese gremio, sino que constituyen un obstáculo e inhiben el pleno ejercicio del derecho a la libertad de expresión de México.

Recadote directo de López Obrador para el yerno de Pablo Sandoval Ramírez destacado miembro de la izquierda mexicana. Que no ma… s no se vaya a  pasar de listo, porque hasta se le cae el nombramiento ese que para empezar no se merece un perfil tan inclinado a la causa de MORENA.

SSSSSSSS… En su cuenta de twitter el diputado morenista Porfirio Muñoz Ledo escribió ayer: “Circulan versiones de que he renunciado a Morena, nada más falso. Soy fundador del movimiento desde 1986. En el partido hay diferentes morenas: en un extremo los serviles que se someten a la ‘línea’ para conseguir un hueso”.

En otro se lee: “Los congruentes que luchamos por la preservación y aplicación de los principios que la gente aprobó con su voto”. Y en un tercero: “Que se vayan del partido los lambiscones y corruptos. Nosotros nos quedaremos”. En el hocico les pega Muñoz Ledo cada que puede a esos lambiscones que rodean al tabasqueño.

Y de paso, queda pintado de cuerpo entero el agarrón que se traen al interior de MORENA, al que se vio obligado a aceptar Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de ese partido en una entrevista.

Inocultable este fenómeno que amenaza con costarle a López Obrador la elección en el 2021.

SSSSSSSS… Lejos de amainar la tormenta que se desató entre los tradicionales sectores productivos del Valle del Yaqui por el tema del Acuaférico de Hermosillo, proyecto que ya aprobó el Cabildo de Hermosillo, encabezado por la Alcaldesa Célida López Cárdenas, con todo y que representa una inversión del orden de los 370 millones de pesos (para arrancar), el asunto ya se está enmarcando en el proceso político del 2021 que tenemos encima.

Este Acuaférico es considerado por los agrotitanes del Yaqui como una especie de eufemismo de aquel Ramal Norte el cual, en tiempos del padrecismo no era otra cosa que eso, una seria amenaza que terminaría con la extracción adicional del vital líquido de la presa de El Novillo, asunto del cual existen varios juicios no resueltos en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los cuales tienden a dormir el sueño de los justos.

Y más cerca ven los productores agrícolas el momento en que desde el Gobierno Federal se elija otro camino distinto al que hasta hoy han seguido las cosas, aunque estén atoradas en la SCJN, si tan solo tomamos en cuenta las declaraciones de López Obrador, cuando se le preguntó qué si se nacionalizarían los yacimientos de litio que hay en Sonora, los más grandes del mundo, a lo que respondió el mandatario que no se puede nacionalizar lo que es propiedad de la Nación; que en todo caso se revisarían las concesiones para ver en qué condiciones fueron otorgadas.

Hay opiniones en el sentido de que este asunto del Acuaférico de Hermosillo puede, y que de seguro va a ser de nuevo, factor de polarización del ambiente social y hasta político en Sonora como sucedió desde aquel 2010, cuando inició la construcción del Acueducto Independencia. Unos  dicen que se hizo con la asesoría “legal” de los ministros de aquel entonces de la SCJN, quienes conocedores profundos del Derecho calcularon –y muy bien- adónde irían a parar con el tiempo  los expedientes, que es donde exactamente están hoy día.

Pero aquí, en lugar de diálogo, se encargó de hacer un desmadre entre los agricultores del Valle del Yaqui el encargado de la política interior del estado, el Secretario de Gobierno Roberto Romero López, un déspota que enconó los ánimos.  En aquel entonces el padrecismo dividió a Sonora en una lucha entre el sur y el norte.

Y ahora, -aseguran desde Cajeme- es uno de los más interesados en que se construya el Acuaférico de Hermosillo, pues calcula que a la par de que se beneficiarán más de 100 mil capitalinos del Sector Norte, además de impulsar el crecimiento y desarrollo de esa parte de la ciudad, exponentes del padrecismo y sus aliados serán los grandes “ganones” con esa obra.

Ojalá la Alcaldesa Célida López Cárdenas logre el consenso de las opiniones que circulan y que ya involucran al Congreso del Estado; tiene la munícipe elementos de sobra para convencerlos de que el Acuaférico sólo extraerá agua de la presa “El Molinito”, además de que se podrían abrir nuevos pozos y rehabilitar otros más para satisfacer la demanda del líquido de la capital del estado y tiene además una excelente asesoría financiera por lo que se sabe.

Pero independiente a ello, no hay que perder de vista que Roberto Romero López es uno de los principales artífices de aquellas desavenencias que traídas a este complicado 2020, poco abonarían a la tranquilidad que necesitamos los sonorenses en momentos en que se enfrenta a la pandemia del COVID.

Bueno, pero Roberto Romero es solo uno de los “distinguidos” perfiles que formó parte de un gobierno que heredó a los sonorenses desfalcos fantásticos del erario y rezagos históricos en todos los rubros de la administración gubernamental.  

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *