El FBI arrestó a un miembro de una milicia de derecha antiinmigrante acusada de detener ilegalmente a personas que pretenden ingresar a Estados Unidos desde México, dijeron el sábado fuentes oficiales.

Larry Mitchell Hopkins, de 70 años, fue preso por posesión ilegal de un arma. El pequeño pero bien armado grupo que fundó, los United Constitutional Patriots (UCP), afirman dedicarse a vigilar la frontera.

El fiscal general del estado de Nuevo México, Héctor Balderas, describió a Hopkins como un “peligroso delincuente que no debería portar armas cerca de niños o familias”.

“El arresto hecho hoy por el FBI indica claramente que el imperio de la ley debe estar en manos de autoridades entrenadas, no de vigilantes armados”, dijo.

A Hopkins se le atribuye haber detenido inmigrantes cerca de Sunland Park en Nuevo México.

Poco antes del anuncio del FBI, el gobierno de México rechazó la existencia de milicias antiinmigrantes en Nuevo México.

México denunció “las actividades de intimidación y extorsión a migrantes por parte de grupos de milicias en la frontera de Nuevo México”, colindante con el mexicano estado de Chihuahua.

Cientos de miles de migrantes, principalmente centroamericanos, ingresan a México cada año por la frontera sur y atraviesan todo su territorio con el objetivo de alcanzar su destino en Estados Unidos.

Desde octubre, los migrantes se han organizado en caravanas que arriban a la saturada frontera, desde donde muchos optan por pedir asilo a Estados Unidos o se aventuran clandestinamente a través del peligroso desierto.

El presidente Donald Trump considera a los migrantes una amenaza a la seguridad nacional y se propone cercar totalmente con un muro la frontera con México.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *