FOXBORO.- Pocos quarterbacks causaron tantas frustraciones a los Patriotas como Eli Manning, quien en dos ocasiones dobló a Nueva Inglaterra en el Super Bowl.

En 2007, les arruinó a los Patriotas el intento por completar una campaña invicta, al encabezar un ataque en los últimos dos minutos que culminó con un pase de TD a Plaxico Burress, para que Nueva York se impusiera por 17-14. Manning volvió a romperle el corazón a Tom Brady tras la campaña de 2011, esta vez al conducir una serie de 88 yardas que concluyó con una TD de Ahmad Bradshaw para que los Gigantes triunfaran por 21-17.




Ha tenido una gran carrera”, comentó esta semana el head coach de los Patriotas, Bill Belichick. “Tengo todo el respeto por Eli y por lo que ha hecho. Desearía que hubiera hecho un poco menos en un par de partidos, pero lo respeto mucho”.

Hoy, cuando ambos equipos vuelvan a chocar, Manning no tendrá la oportunidad de protagonizar otra hazaña ante los Pats (5-0). Fue enviado a la banca luego que los Gigantes comenzaron el año con 0-2.

Daniel Jones jugará de inicio por cuarto encuentro en fila. Los Gigantes (2-3) tiene una foja de 2-1 con Jones como titular. Sin embargo, el joven de 22 años debe enfrentar ahora a la mejor defensiva de la NFL y sin tres pilares: el corredor Saquon Barkley se perderá su tercer duelo al hilo por un esguince de tobillo; el ala cerrada Evan Engram sufre una dolencia de rodilla y el receptor Sterling Shepard está bajo el protocolo de conmociones.

Excelsior.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *