Perspectiva Sonora

Nada extraño resultó para Claudia Pavlovich Arellano, recorrer -con pies de lodo- las zonas más afectadas por las recientes lluvias que cayeron en Sonora.

Con los aguaceros que tuvimos durante varios días de la semana pasada, se pudo ratificar que la sensibilidad y la solidaridad para con sus semejantes, son la mejor cualidad que debe tener un gobernante.

Ya en otra ocasión comentábamos -en esta misma columna- que el 13 de septiembre del 2015, Pavlovich Arellano se estrenó como Gobernadora auxiliando a los damnificados del “llovidón” (así lo dijo) que tuvimos en aquellos días para el sur del Estado.

La semana pasada -en que los meteorólogos de la Conagua le atinaron a los pronósticos del clima-, nuestras autoridades tuvieron la necesidad de suspender las clases a los chamacos de todos los niveles educativos.

Tiempo que aprovechó la Mandataria Sonorense para recorrer -junto a sus principales funcionarios- algunos sectores devastados por lo que siempre se ha dicho que es la bendición de Dios:

La lluvia.

Una vez en el lugar de los hechos y al hacer -en el focus group- el levantamiento y el análisis de la situación de las calles y las casas del Ejido San Luis de la Costa de Hermosillo (así como de los 72 municipios de la entidad), Pavlovich Arellano solicitó la Declaratoria de Emergencia ante las autoridades del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) de la Cuarta Transformación (4T).

Con la posibilidad, incluso, de solicitar la Declaratoria de Desastre en Sonora.

La semana anterior -como debe ser por parte del Gobierno del Estado, se entregaron artículos de ayuda y que son de primera necesidad:

Despensas, botellas de agua, láminas, cobijas y cobertores se estuvieron entregando; dependiendo de las necesidades.

El despliegue de funcionarios y técnicos que auxiliaron -y evaluaron la situación-, repito, se hizo prácticamente por todas las regiones de la entidad.

Tal es el caso del apoyo registrado en la Sierra Alta.

Concretamente en los municipios de Divisaderos, Granados, Villa Hidalgo (Óputo) y Huásabas, donde contando con la presencia del secretario de Gobierno, Miguel Ernesto Pompa Corella, se tuvieron que desalojar a algunas familia, incluso, a bordo de un helicóptero.

Lo anterior por la crecida de la “Presa La Angostura”, la cual al mediodía de ayer domingo registraba un almacenaje del 135% de su capacidad.

Razón por la cual, también, se ha estado pidiendo a la población que extreme sus precauciones, ya sea a los residentes y los que vayan de paso.

Además se han atendido a los damnificados de San Pedro de la Cueva, donde tampoco tenían agua para tomar.

Ni luz eléctrica.

“Lo importante es que lleguen las cosas en el momento”, explicó la Mandataria, “Divisaderos y San Pedro de la Cueva no tenían agua; ya tienen agua y ya tienen luz… Es hacerle llegar el agua embotellada, el alimento y las cosas en el momento en el que están sufriendo; ya después, ¿pues ya para qué?, ya no tiene caso”.

Se debe mencionar que los funcionarios que acompañaron personalmente a la Gobernadora en su recorrido por algunas zonas afectadas, son el secretario de Desarrollo Social (Sedesson), Manuel Puebla Espinosa de los Monteros; la directora del DIF, Karina Zárate Félix; el coordinador de Protección Civil, Alberto Flores Chong; la titular de la Comisión de Vivienda (Coves); Elly Sallard; y el director del Instituto Sonorense de la Juventud (ISJ), Daniel García Escalante; además de la delegada del Ayuntamiento de Hermosillo, Guadalupe Cruz Ramírez, quien llevaba la representación de la alcaldesa Célida López Cárdenas.

Y precisamente de la Presidenta Municipal, debemos destacar también que durante los últimos días de la semana anterior, se alejó de su oficina para recorrer -a pie- algunas colonias que se encharcaron con tanta agua que vino del cielo.

En un recorrido por la Invasión Laura Alicia Frías de López Nogales, la Alcaldesa confirmó la necesidad de solicitar no solo la Declaratoria de Emergencia, sino la Declaratoria de Desastre por los daños ocasionados en casas y calles de ese sector tan popular.

De hecho en la reunión del Comité Operativo de Emergencias Estatal -del pasado viernes-, López Cárdenas solicitó al coordinador nacional de Protección Civil, David León Romero, la obtención de recursos para resolver parte de los problemas que se ocasionaron con las lluvias.

Esperemos, entonces, que al menos en este punto el Gobierno Federal acceda con las peticiones de los sonorenses; ya que han sido poco los recursos que se han enviado -y se enviarán- a nuestra entidad en los próximos meses.

                                           000000000000000000000000000000000000000

¡Caray, hombre!

Sobre este punto, precisamente, me tocó ver en redes sociales un video del diputado federal por Morena, Javier Lamarque Cano, tratando de explicarnos a sus paisanos la disminución de recursos públicos para nuestro Estado.

Textualmente en Facebook el ex perredista dice: “no es un recorte presupuestal; es una reorientación de las partidas presupuestales para acabar con la intermediación, para acabar con los moches y para ponerle candados a la corrupción”.

¡Chihuahua!

Mejor no hubiera dicho nada.

Porque con sus declaraciones, lo único que provocó fueron muchos comentarios en contra de él y de la 4T.

Aunque algunos cibernautas conocidos como “chairos”, lo defendieron a capa y espada.

Bueno, amigos.

Con esto iniciamos la semana.

Que tengan buen día.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *