La Corte Suprema de Estados Unidos rechazó este lunes ocuparse de la demanda de cuatro grupos defensores del medioambiente contra las atribuciones del Gobierno del presidente Donald Trump para construir un muro a lo largo de la frontera con México con el propósito de contener la migración ilegal.

Desde su campaña en las elecciones de 2016 y su gestión en la Casa Blanca, Trump ha insistido en la construcción de una muralla a lo largo de los tres mil 200 kilómetros de la frontera de EU con México y hasta ahora su Gobierno ha completado obras en unos 320 kilómetros.

El Centro para la Diversidad Biológica, el fondo de Defensa Legal de los Animales, los Defensores de la Vida Silvestre y el Centro Ambiental del Suroeste alegan que las obras perjudicarían los hábitat de vida silvestre poniendo en peligro especies como el puma, el lobo gris mexicano y los vacunos.

Trump también prometió que México pagaría por la construcción del muro y, en ausencia de esa contribución, el mandatario ha recurrido a fondos ya asignados por el Congreso para obras militares.

La Corte Suprema autorizó el año pasado al Gobierno para que usara esos fondos del Pentágono en el reemplazo de barreras a lo largo de la frontera en Arizona, Nuevo México y California.

Cronica.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *