Entre grillos y chapulines
30/08/2021

Mis respetos para las personas tartamudas, sobre todo para quienes se llaman Carlos, Candelaria, Policarpio, Karla, Camila, Canaán, Carlota, Cayetano, Carolina, Cancio, Casandra, Caín o Caridad, quienes definitivamente deben tener un problema existencial grande, aunque no lo digan porque sería muy repetitivo.

Imagínese usted a un Carlos tartamudo, pidiendo trabajo. En el momento en que su empleador le pregunte su nombre y este intente decirlo, por default el empleador como mínimo le mienta la madre. O visualice usted a Karlita en una marcha feminista, cuando la líder del movimiento grite por su altavoz: “compañeres, gritemas nuestras nombras”… Pobre chica. Mis respetos para ellos, de existir los casos.

El repetir historias en los Gobiernos, es una práctica muy común, inician con el discurso alentador para los seguidores y terminan repudiados por mentirosos. Por cierto, que el domingo, el presidente fue trending topic en México, precisamente por mentiroso. No lo digo yo, lo dijo Twitter, pero técnicamente lo que pasó es que recibió una troleada masiva.

Le pasó a Eduardo Bours, quien entró con mucha actividad y no como su antecesor que se la llevaba rascándose las bolsitas de té, Bours, fue un buen gobernador, y aunque hay que decirlo, era muy sangrón y vengativo, muy “echa´o pa´ delante”, sacó al estado del hoyo que estaba, así que el carácter era lo de menos, y al final, por culpa de la guardería ABC terminó entregando el estado; pasó con Guillermo Padrés, quien inició con esa sonrisa de la nubecita de Mario Bros. y acabó con una barba de talibán toda piojenta, aunque con un “lanón” para resolver su vida y la de sus doce generación delante de él, obvio, con cargo al erario, y esto después de aventarse dos años guardado.

De Claudia Pavlovich, puedo decir que ya hizo historia como la primera Gobernadora de Sonora, quien inició con esa frase de ¡otro Sonora ya!, que ciertamente trajo esperanza al estado, sobre todo al género femenino. Pero no resolvió los problemas de fondo, la corrupción no se fue a otro planeta, aunque en el papel intentó combatirla y sin duda nadie ha dado más batalla en el tema, ni el presidente en detenciones. Sin duda vienen persecuciones para algunos “gargantúas” y manotas que van a salir a flote, porque tuvieron juego en varias dependencias durante todo el sexenio echándose el presupuesto a la bolsa; así mismo, la obra más representativa del sexenio, que es el Hospital de especialidades, no quedará listo el día que la Gobernadora deje la silla; los caminos carreteros que se arreglaron, a tres años de distancia y por falta de presupuesto desde que AMLO pisó la presidencia, ya están igual o “pior” que como los recibió. En fin, todos llegan con muchas ganas y se van con muchas broncas.

Pero sin duda, Claudia Pavlovich no ha sido la mejor Gobernadora de la historia de Sonora, pero tampoco la peor, (incluye Gobernadores), pero, hasta el momento en este sexenio no hay escándalos de corrupción graves, como se quiere hacer ver desde algunos espacios ardidos “troleadores”. Por cierto, falso que Claudia Pavlovich vaya a ser cónsul de Barcelona.

El gobernador electo Alfonso Durazo, va a entrar con el tema de la austeridad a flor de piel, ya exhortó a los diputados electos de su partido a rebanar del presupuesto estatal quinientos millones de pesos anuales al Congreso del Estado, mismos que se irán a temas de educación.

El Congreso y su personal temblando

El jaloneo en el Congreso de Sonora se va a dar para ver de dónde los van a jalar los quinientos millones de pesos de un presupuesto total menor a ochocientos millones anuales, (este año por una extensión fueron ochocientos treinta). Entiendo que el fondo legislativo ya lo habían tumbado hace más de dos legislaturas, pero, de no ser así, son aproximadamente doscientos millones de pesos entre treinta y tres diputados, y me llega la pregunta: ¿en qué se lo gastaron los diputados?, porque vendrían siendo seis millones seiscientos mil pesos por diputado al año, más su sueldo y prestaciones. Habría que pedir cuentas de los casi veinte millones por diputado en tres años.

Digamos que van a tumbar el presupuesto a medios de comunicación, que son treinta millones de pesos anuales. La primera pregunta es: sin presupuesto para el manejo de medios de comunicación, ¿para qué hace falta un departamento de comunicación social?, a menos que vayan a trabajar para generar información tan solo para Telemax y Radio Sonora.

Con esos dos rubros apenas llevamos doscientos treinta millones. También habría que recortar de gastos unos cien millones al año, y obviamente los bonos al personal, los departamentos inútiles como el CIPES que ostenta Jazmín Paloma Valenzuela Cárdenas, los aviadores, de haberlos, y reducir una nómina alta, de tal manera que los diputados reduzcan a la mitad su sueldo, pero como esto no va a suceder, viene un tremendo despliegue de despidos masivos, además de que los directores de área también deberán entrarle al plan de austeridad. Lo que nos daría un poder legislativo completamente en la ruina y “desempoderado”, sin dientes, sin lengua y completamente mudo.

Obviamente el tema queda como anillo al dedo, ya que por la pandemia nadie se para en el Congreso y nomás están cobrando.

Sin duda, la entrada del gobernador electo, se puede sentir violenta contra el poder legislativo, y aunque ni los diputados de oposición no van a decir ni pío, hay que tomar en cuenta que se van a desaparecer dos terceras partes del presupuesto anual del Congreso.

Sería genial que los diputados no cobraran ni un cinco, como en Dinamarca, digo, si ya estamos llegando a un sistema de salud como en Dinamarca, pues que de una vez el legislativo.

Café entre Grillos

1. Si usted, machote lector y feminista lectora, tiene miedo a las inyecciones, y de pura casualidad es usted también caníbal, por favor, tome en cuenta, que si se come a una persona vacunada, no quiere decir que usted va a quedar “inmunizade”, (lenguaje incluyente). Recuerde que la inmunización se da, de aguja a hombro, y no de boca a muslito, costillita, bracito, viseras o cualquier otro bocado humano de su preferencia. La recomendación también es para vampiras y vampiros chupa sangre, ¡por favor!, es una aguja, no la estaca de Van Helsing. Así que no le saque al bulto y cumpla con los requisitos ya que hay mucha gente que no ha querido ir a vacunarse porque le sacan la vuelta al piquetito de la jeringa, aunque no le tienen miedo a una congestión alcohólica y devoran caguamas como si mañana se fuera a acabar el mundo o el doctor les hubiera dicho que van a morir de covid. Por cierto, terrible el regreso a clases fantasma.

Oremos por esos diputados de Morena que van a dejar su sueldo

Síguenos en www.entregrillosychapulines.com

En honor a la verdad y por cumplimiento de la ley a cualquier actor político le otorgamos su réplica, misma que estipula el DECRETO por el que se expide la Ley Reglamentaria del artículo 6o., párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia del Derecho de Réplica y reforma y adiciona el artículo 53 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *