Mensajes
2021-11-25


Los partidos políticos triunfan o son destruidos por sus lideres. Cuando se viene abajo, la culpa es de esos lideres

Juan Domingo Perón

 
Ernesto Munro Palacio es el presidente del Comité Directivo Estatal del PAN en Sonora, y fue el invitado de La Mesa Cancún este pasado miércoles 24 de noviembre. Para cualquier militante de este partido es difícil hablar de temas partidistas, porque las condiciones en las que el blanquiazul se encuentra ahora son sumamente adversas. Hay temas, de hecho, que son tabú para los lideres panistas, y si los abordan, corren el riesgo de meterse en bretes de los que luego no encuentran como salir.

Por ejemplo, esta vez escuchamos al “neto” Munro muy discreto y cuidadoso cuando habló de Guillermo Padrés Elías, si, se mantuvo firme en cuanto a su amistad con el ex gobernador, pero ya no se fue de boca defendiéndolo como sucedió en ocasiones anteriores.

Por otro lado, reconoció que el partido que dirige sufrió su peor momento en el 2018, año electoral en el que incluso se vislumbró la pérdida del registro como tal, y que por eso se vieron orillados a ir en alianza con el PRI, lo que les ayudó a ganar la alcaldía de Hermosillo, y subir con eso su porcentaje en la captación del voto, pero no reconoce del todo que en el 2024 las cosas vayan a ser diferentes a los últimos dos procesos electorales. Sabe y acepta que la crisis político-partidista-electoral en su partido sigue viva.

Y es justo aquí donde las declaraciones empezaron a tomar forma, porque dijo con claridad, - y a independencia de las decisiones que vaya a tomar quien resulte ganador del proceso interno que viven, para renovar la dirigencia estatal en las próximas semanas -, que en el 2024 no irán en alianza con el PRI, sin descartar que lo puedan hacer con otros partidos.

Y en ese mismo tema, el del PRI, mencionó sentirse decepcionado (si no traicionado), de la forma en la que la bancada de este partido, el tricolor, se ha comportado en el Congreso del Estado, pero si se mantuvo equilibrado cuando se le pidió su opinión por la presencia de Antonio Astiazarán en la asamblea del PRI semanas atrás.

En este sentido, dijo que el actual alcalde, por la posición misma que hoy ostenta, debe tener acercamientos con todos los partidos, particularmente con los que formaron parte de la alianza electoral pasada. Sin embargo, y a decir de los que le entienden a los mensajes políticos, esa asistencia fue el mensaje de una separación definitiva del alcalde Toño Astiazarán del PAN, pensando particularmente en futuras elecciones. Pero ese es tema de una columna por separado.

Retomando el tema de las posibilidades del PAN rumbo al 2024, bueno es recordar la declaración de Gildardo Real en el 2018, cuando en la víspera de esa elección dijo que, ante la realidad de que el PAN no le garantizaba a él una victoria electoral por la alcaldía de Hermosillo, (en el 2018 se le mencionó como un aspirante a esa candidatura), no iría a una contienda inútil y sin futuro. En el 2021, ya no se le escuchó esa misma narrativa, pero si fue un impulsor de la candidatura justamente del Toño Astiazarán en la alianza PRI/PAN/PRD, renunciando tácitamente a competir él mismo. Hoy, ese mismo Gildardo Real busca ser el presidente del blanquiazul, alguien que, en condiciones electorales adversas, como en el 2018 y el 2021, se negó a ser caballo de batalla del PAN, y hoy quiere representarlo y ser quien tomé las decisiones en el 2024. Todo el contexto anterior es porque sobre eso le cuestionaron los opinólogos y comentócratas de La Mesa Cancún al “neto” Munro, en el sentido de saber si ahora si, en el 2024, el PAN puede garantizar victorias electorales a sus futuros candidatos, como para pensar en competir sin alianzas o coaliciones electorales. En respuesta, el peñasquense presidente (rocaportense para los muy fifís), dijo que del 2018 al 2021 el PAN creció en su preferencia electoral, y que para el 2024, las posibilidades de recuperar posiciones son amplías, aunque eso, agregó también, dependerá de la forma en la que el electorado vaya calificando los errores que comete la 4T en Sonora, según su propia opinión.

En fin, hay una realidad innegable, y esa es que la narrativa panista, a fuerza de lo repetitivo de sus temas políticos, pierden cierta consistencia que, en algún momento, podría llevarlos a perder la credibilidad. Lo que, si fue evidente, es que, al menos Ernesto Munro Palacios, está mas consciente de que, el PAN como partido ahora, no es el mismo que el defendió y representó en años anteriores al 2018, y que la posibilidad de recuperar eso en el 2024 es, siendo lo más generosos posibles, una visión muy remota. El PAN está en crisis, el riesgo de perder el registro en el 2024 es latente, y la prioridad al competir en la próxima elección contra Morena debe ser, como para el PRI y demás partidos, justamente buscar conservar ese registro. Ya veremos.

Gracias por la lectura. Puede seguirme en TW @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16 busque también MensajeroRed

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *