El canciller Marcelo Ebrard dijo que el mensaje del gobierno de Estados Unidos, emitido en la víspera, no es considerado como una respuesta a la nota diplomática enviada a Washington el pasado 6 de mayo en la cual el gobierno mexicano solicita aclarar -y en su caso suspender- el financiamiento a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, señalado por el presidente López Obrador como una organización política opositora disfrazada de asociación civil.

El jueves el gobierno de Joe Biden afirmó que Estados Unidos continuará financiando a organizaciones no gubernamentales y periodistas de investigación en otros países, como parte de su misión mundial en contra de la corrupción.

Al respecto, el canciller Ebrard subrayó en principio que la lucha contra la corrupción es la “causa” principal del presidente López Obrador.

Entonces, dijo el secretario de Relaciones Exteriores, Estados Unidos “está en su derecho” de promover con las organizaciones esa causa, y México no va a cuestionar esa posición.

Asimismo, “no lo vemos como una respuesta a la nota diplomática, es una definición de política exterior de Estados Unidos, que no necesariamente es antagónica a la posición mexicana hoy en día en contra la corrupción”.

Subrayó que la nota diplomática de México plantea que, de acuerdo a la propia legislación de Estados Unidos: esta organización que recibe dinero de ustedes está violando los limites que tu propia ley señala.

La nota de ayer -señaló- es una definición de política exterior, no una respuesta a la nota diplomática que el país presentó.

El canciller dijo que aunque ya ha transcurrido casi un mes del envío de la nota diplomática en cuestión, hay diferentes tipos de respuesta, de ahí que se verá en los próximos días el desenlace.

Añadió que “no esperaría una respuesta” al particular de la vicepresidenta Kamala Harris, en la reunión del próximo martes en Palacio Nacional, porque no está incluido el tema en esta agenda bilateral, “eso se ve en otras vías”.

Antes explicó que “si México financiara en Estados Unidos a una organización no gubernamental cuyo propósito fuera derrotar al presidente Biden, influir con los diputados para que estén en contra del presidente Biden, bueno, pues ¿qué crees tú que nos diría el gobierno de Estados Unidos? Nos aplicaría un acta que está diseñada y fue aprobada en su tiempo para regular la influencia de gobiernos extranjeros en la política interior”.

Entonces, ese es un punto de común acuerdo en todo el mundo.

Lo que México está planteando y defendiendo -subrayó- es lo mismo que dice la ley en Estados Unidos.

“Lo que nosotros decimos es que si alguien tiene un propósito de influencia política, pues eso no se debe permitir, como tampoco se permite en Estados Unidos”.

El presidente López Obrador se retiró a las 8 de la mañana de la conferencia de prensa en Palacio Nacional y dejó “en su representación “ al canciller Ebrard, quien respondió a distintos temas.

Joranda.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *