Los casos confirmados de viruela del mono en países no endémicos se elevan actualmente a 643, cinco veces más que los reportados hace una semana, indicó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS), que detalla que Reino Unido es el país con más contagios reportados al acumular 190, seguido de España, con 142.

Otros países con un elevado número de casos fueron Portugal (119), Alemania (44), Canadá (26), EU (18), Francia (17), Italia (14) y Bélgica (10), según se indicó en una reunión de expertos para analizar la respuesta de la comunidad sanitaria a este brote, en la que participan más de 2 mil profesionales ligados a la OMS.

Los expertos subrayaron que pese a lo inusual de este brote es todavía controlable, y destacaron que la prioridad debe ser combatir la enfermedad en sus focos endémicos de África Central y Occidental, donde han muerto 66 personas a consecuencia de esta viruela en lo que va de año.

En los nueve países africanos donde la enfermedad es endémica se han detectado este año mil 405 infecciones (mil 264 en la República Democrática del Congo, donde se registraron 58 de las muertes), si bien la mayoría son casos sospechosos que nunca fueron confirmados en laboratorio.

En el encuentro de la OMS inaugurado hoy, que finalizará mañana viernes, el asistente al director de emergencias sanitarias de la OMS Ibrahima Soce Fall, subrayó que la comunidad médica debe centrarse en continuar detectando casos, analizar posibles cadenas de transmisión y proteger a los trabajadores sanitarios.

Para ello podrían servir las vacunas contra la viruela convencional, una enfermedad más grave pero que fue erradicada en el planeta hace 40 años, por lo que la vacunación contra esa enfermedad se interrumpió hace décadas y muchas generaciones más jóvenes no están inmunizados.

Ambas viruelas son causadas por virus de la misma familia (orthopovirus), y se calcula que la vacuna contra la viruela convencional tiene una eficacia del 85% contra la del mono, aunque es posible que ese porcentaje haya bajado debido al largo tiempo en la que la mayoría de las personas fueron inoculadas hace décadas.

Los expertos coincidieron hoy en que todavía no debe considerarse una vacunación masiva de toda la población de un país afectado contra la viruela del mono.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *