Bavarian Nordic A/S, la única compañía con una vacuna aprobada para la viruela del mono, dijo que se está preparando para ejecutar un turno nocturno para satisfacer la creciente demanda después de que el brote del virus fuera declarado una emergencia mundial.

El brote de viruela del mono, que se ha propagado a unas 16 mil personas en más de 70 países en solo unos meses, fue declarado emergencia de salud pública de importancia internacional por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el fin de semana. Este es el nivel más alto de alerta que tiene como objetivo reunir más recursos a nivel mundial para frenar el brote y es la primera decisión de este tipo desde que el COVID-19 comenzó a extenderse por todo el mundo.

“Cualquiera que sea la demanda que enfrentemos, esperamos satisfacerla con nuestros propios recursos”, comentó por teléfono Rolf Sass Sorensen, director de relaciones con inversionistas de Bavarian. “Una solución muy sencilla es hacer funcionar nuestra planta de producción durante la noche e incrementar el número de personas en cada turno”.

El fabricante de vacunas danés puede producir 30 millones de dosis por año y hasta ahora no ha rechazado ninguna orden de los Gobiernos que buscan proteger a sus poblaciones. Sorensen dijo que la compañía farmacéutica ya estaba operando más horas ahora, y que los turnos nocturnos y otros ajustes elevarían la producción por encima de los 30 millones, pero se negó a proporcionar un número específico.

Bavarian dijo el lunes que su vacuna Imvanex ahora tiene autorización para ser etiquetada para la viruela del mono y otra enfermedad causada por el virus vaccinia en Europa. La extensión de la etiqueta se produce después de autorizaciones similares en Canadá y Estados Unidos.

La decisión de la OMS “aumenta la posibilidad de más pedidos gubernamentales para Imvanex, la única vacuna actualmente disponible”, escribió Peter Verdult, analista de Citigroup, en una nota. Calculó que al menos el 50 por ciento de la capacidad de producción de Bavarian podría asignarse a la vacuna y que Bavarian podría obtener un promedio de alrededor de US$100 por dosis.

Bavarian tiene la capacidad de contratar a otros productores para fabricar la vacuna contra la viruela del mono, pero “tomaría mucho tiempo y sería costoso, así que estamos tratando de evitar eso”, dijo Sorensen. También indicó que era muy poco probable que los gobiernos emitieran licencias obligatorias para permitir que otros fabricantes fabriquen la vacuna a través de sus propios canales.

“El producto no es algo que se pueda copiar fácilmente, por lo que es muy poco probable que alguien más que nosotros pueda aumentar rápidamente la producción de la vacuna”, apuntó. “No es un tipo de producto estándar que se pueda copiar; se necesita mucha experiencia para que la vacuna funcione. Diría que es una forma de arte”.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *