Desde el año 2009 se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro, una fecha que desea poner de manifiesto el alto riesgo de mortalidad que tiene el traer bebes prematuros al mundo. Se trata de prevenir pero también de ayudar a los niños y a sus familias para que puedan superar con éxito esta circunstancia.

En la mayoría de los casos, las razones por las que un niño nace antes de tiempo se deben principalmente al estilo de vida de la madre durante la gestación, aunque en caso de personas de bajos recursos económicos puede que el problema este presente desde mucho antes, porque la desnutrición, la anemia y cualquier mal estado del cuerpo de la mujer, puede propiciar un parto prematuro.

Todo niño que nazca antes de la semana 37 de gestación ya se considera prematuro.

La infección por Virus Sincicial Respiratorio (VSR) es una enfermedad de gran impacto, sobre todo en la niñez mexicana más desfavorecida por sus condiciones económicas y sociales, como son la marginación, dificultad de acceso a los servicios de salud, desnutrición y pobreza, ante lo cual es fundamental desarrollar estrategias preventivas concretas dentro del sistema nacional de salud.

Así lo dieron a conocer integrantes de Organizaciones de la Sociedad Civil, agrupaciones de médicos e instituciones, cuyos representantes presentaron el libro “Infección por Virus Sincicial Respiratorio en México, reflexiones en torno a la equidad inmunológica”.

El volumen presentado es un esfuerzo de la Federación Nacional de Neonatología de México A.C.; el Instituto Nacional de Pediatría; la Asociación Médica de Pediatras del Hospital Infantil de México; el Centro Médico Nacional de Occidente y el Centro Médico Nacional “La Raza”, del IMSS; el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre de ISSSTE; la Asociación Mexicana de Hospitales A.C. y la Asociación Con Amor Vencerás, A.C., el cual busca sensibilizar a las autoridades sobre los peligros del Virus Sincicial Respiratorio (VSR).

Al respecto, el doctor Víctor Manuel Álvarez del Castillo, miembro de la Asociación Mexicana de Hospitales, A.C., dijo que se espera concientizar a la sociedad mexicana pero también a quienes toman las decisiones de salud en el país, pues es grave el impacto económico y de salud que representa el VSR en la población infantil, pero más aún la urgencia de una equidad inmunológica.

De acuerdo con estimaciones internacionales, en el año 2015 ocurrieron a nivel mundial entre 48 mil y 74 mil muertes a causa de infección por Virus Sincicial Respiratorio en menores de 5 años, mientras que en México se calcula que la tasa promedio anual de mortalidad es del 6.8 por ciento.

Sobre este padecimiento, el doctor Sarbelio Moreno Espinosa, Secretario de la Asociación Médica de Pediatras del Hospital Infantil de México, explicó que la infección por VSR es una enfermedad de las vías respiratorias que se presenta con mayor frecuencia en la época invernal y los grupos de riesgo más importantes son los recién nacidos prematuros, los bebés con cardiopatías congénitas (bebés que nacen con enfermedades cardiacas) y aquellos con enfermedades pulmonares, como displasia broncopulmonar.

“Las manifestaciones clínicas del VSR varían de acuerdo con la edad del paciente; sin embargo, la bronquiolitis (acumulación de moco en las vías aéreas más pequeñas en los pulmones, llamadas bronquiolos) es la más frecuente, la cual se caracteriza por un incremento de secreciones en los bronquios que puede ocasionar obstrucción bronquial, tos, fiebre y sonidos silbantes durante la respiración que, en el peor de los casos, puede llevar al fallecimiento del infante”, explicó el especialista.

En cuanto a las prácticas de prevención, el doctor Héctor Alberto Macías Avilés, Jefe del Departamento de Neonatología del Instituto Nacional de Pediatría, señaló que, si bien no existe una vacuna contra el VSR, la única intervención segura para evitar que este padecimiento detone un cuadro respiratorio grave es por medio de la administración de un anticuerpo monoclonal, lo cual reduce de manera significativa la posibilidad de infección, así como las hospitalizaciones derivadas de este virus.

“La inmunización es clave, sobre todo para aquellos pacientes más vulnerables como son los recién nacidos prematuros, pues además de los beneficios en salud para el paciente y la familia, también se ha demostrado que esta práctica tiene el potencial de generar ahorros en las finanzas públicas en las instituciones de salud”, recalcó.

En su oportunidad, el doctor Isaac Estrada Ruelas, Presidente de la Federación Nacional de Neonatología de México, A.C., apuntó que el libro plantea acciones preventivas concretas para el Sistema Nacional de Salud a favor de los niños mexicanos, tomando como base el concepto de equidad inmunológica, definido como una política de salud proactiva, que pretende brindar cobertura efectiva de todas las vacunas disponibles a la población preescolar, con el fin de otorgar las mismas oportunidades de defensa contra enfermedades inmunoprevenibles.

“El primer año de vida es la etapa en la cual los niños enfrentan el mayor riesgo de muerte por el VSR, y por ello, nuestro país necesita fortalecer sus acciones precisamente en la protección de la etapa neonatal y post-neonatal, por medio de intervenciones específicas que respondan a las principales causas de mortalidad durante este periodo, y que requieren una mayor y mejor atención clínica y mayor capacitación del personal de salud”, apuntó.

Para finalizar, la Licenciada Ilein Bolaños González, Directora General de Con Amor Vencerás A.C. dijo que “desde 2011, cada 17 de noviembre conmemoramos y difundimos el Día Mundial del Prematuro, con objeto de concientizar a la población sobre el grave problema de salud pública que representa el nacimiento prematuro, al ser la primera causa de muerte en menores de 5 años, y la primera causa de discapacidades a nivel mundial.

Es por eso que, en el marco de esta fecha, llamamos a la acción con relación al VSR, mediante la publicación de este importante trabajo colaborativo, toda vez que este tema es de gran relevancia para las familias de bebés prematuros, al ser las infecciones por este virus la primera causa de rehospitalización de los bebés que a su nacimiento debieron ser ingresados a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)” manifestó.

Cronica.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *