Alumnos de la División de Ingeniería lograron recolectar aproximadamente un millón de colillas de cigarro, mismas que fueron entregadas a la asociación Cultura Verde, y ésta a su vez las donará a otra asociación civil ubicada en la Ciudad de México que actualmente desarrolla un proyecto de investigación enfocado al reciclaje de este material.

La presidenta de Cultura Verde, Pamela Ibarra, comentó que la Asociación Crir busca extraer el acetato de celulosa, que es lo que reviste el filtro de cada cigarrillo, a fin de hacer pruebas que permitan elaborar macetas. 

Apuntó que es muy importante haber recolectado esta cantidad de colillas, pues éstas ya no contaminarán el drenaje ni ríos. Se estima que una colilla de cigarro contamina hasta 50 litros de agua, pero además tarda diez años en degradarse. 

Recordó que la primera colaboración de este tipo con la Universidad de Sonora fue en el verano, ocasión en la cual recolectó 300,000 colillas, pero esta vez se superó por mucho lo esperado, y dijo que la mayoría se obtuvo aquí mismo, en el campus universitario. 

Los maestros que impulsaron esta actividad entre sus estudiantes fueron Óscar Rafael Rodríguez, responsable de las materias Teoría de estructuras, Geotecnia 1 y 2; así como la maestra Francisca Monge Amaya, de la asignatura Introducción a las ingenierías, de tal manera que en este esfuerzo participaron alrededor de 300 alumnos de primero, tercero y quinto semestre. 

Monge Amaya comentó que además de colaborar con Cultura Verde, el objetivo de esta actividad también es concientizar a los jóvenes sobre el impacto ambiental que genera una colilla de cigarro, pues luego de que alguien fuma su cigarro tira la colilla, y “dices es sólo una, pero al juntar varias te das cuenta del nivel de contaminación que se genera”, precisó. 

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *