El ex boxeador panameño Roberto “Manos de Piedra” Durán, quien contrajo coronavirus luego de que muchas personas fueron a felicitarlo hasta su casa por su cumpleaños, todavía está hospitalizado, aunque evoluciona favorablemente.

El legendario peleador cumplió 69 años el pasado 16 de junio y muchos amigos acudieron hasta su domicilio para abrazarlo y felicitarlo, lo que seguramente contagió a Roberto Durán, quien hace 19 años sufrió un accidente automovilístico en Argentina que le afectó un pulmón desde entonces, por lo que deberá permanecer en el nosocomio.

Robin Durán, uno de sus hijos expresó que aunque el ex púgil respetó el aislamiento, "ya saben cómo es mi papá, es muy difícil que le cierre las puertas a alguien y bueno más ese día que era su cumpleaños, lo querían saludar, fue un error de él y lo pagó muy caro".

Agregó que “mi papá se siente muy bien, de hecho ya quiere regresar a la casa, no tiene síntomas casi y no tiene fiebre”.

El contagio de “Manos de Piedra” impactó en Panamá, ya que las víctimas de la pandemia han ido en aumento con más de 30 mil infectados y casi 600 muertes en dicho país centroamericano.

Robert Durán fue campeón mundial en distintas divisiones del boxeo, sumó en su carrera 103 victorias, 70 de ellas por nocaut y 16 derrotas.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *