Perspectiva Sonora

La libre competencia que se vive actualmente por la dirigencia estatal del PRI, pareciera ser una democracia interna en la que siempre se ha tomado en cuenta el voto de sus agremiados.

Recordemos que en otros tiempos, con el solo hecho de registrarse un solo candidato para cualquier puesto de elección popular dentro del Tricolor, era una clara posición de las cúpulas y que difícilmente era cuestionada por las bases conformadas por las lideresas y militancia en general.

Ahora y ante la ausencia notoria de políticos del PRI en el servicio público de la Federación o del Estado, hay una efervescencia por alcanzar la Presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) que aún detenta el ahora diputado local plurinominal, Ernesto "Pato" De Lucas Hopkins. Que dicho por él mismo, desde que tomó posesión ha vivido una ruina institucional espantosa.

Cierto que en la lista de aspirantes hay perfiles muy buenos y que siempre han demostrado capacidad y liderazgo; pero también se incluyen otros que históricamente han sido acuerpados por figuras de más alto perfil, ya sea por parentesco o por amistad.

Uno de los que siempre ha dado buenos resultados en las responsabilidades que ha tenido, es Rogelio Díaz Brown, quien recientemente acaba de concluir su período como Diputado Local y coordinador de la bancada de su partido.

Otro que también ha sido Legislador, pero por su natal Nogales y que ha ostentado otros puestos públicos, es Humberto Robles Pompa, quien hace algunas semanas estuvo en la Mesa Cancún manifestando sus propuestas ante los columnistas comandados por Carlos Rodríguez Pérez.

Lo mismo Onésimo Aguilera, quien luego de ser dirigente estatal del Frente Juvenil Revolucionario (FJR) del PRI en los años 90's, logró una curul en el Congreso del Estado y posteriormente trabajó al lado de Vicente "Mijito" Terán.

En la lista de aspirantes sobresale también la figura de Bulmaro Pacheco Moreno, político priista con amplia experiencia que ha tenido casi todos los puestos en diferentes niveles de gobierno y también en su propio partido.

Pedro Ángel Contreras, quien había aspirante a ser el candidato del PRI a la Gubernatura de Sonora en el 2021 (¡de la que se salvó!), también se apuntó para encabezar la lucha que intentará devolverle a su partido las principales posiciones de gobierno que se perdieron en las elecciones de este año.

Igualmente Emeterio Ochoa, quien después de ser Diputado Local buscó ser Alcalde de Ciudad Obregón, pero perdió y se quedó como Regidor.

En días recientes, el joven Pascual Soto estuvo en la Mesa Cancún y también manifestó su deseo de contender por la dirigencia de la única institución política a la que ha pertenecido.

Durante su plática y pese a su corta edad, el también ex funcionario demostró tener mucho conocimiento de cómo se mueven los hilos de la política dentro de su organización.

El mismo conocimiento podría decirse de Kitty Gutiérrez Mazón, quien luego de tener una responsabilidad en el gobierno estatal de Eduardo Bours, ha sido Diputada Local en dos ocasiones y ahora como secretaria general del PRI busca suplantar al "Pato" De Lucas.

Pero si se tratara de saber quién trae el pulso de las bases y de la estructura del partido Tricolor, podríamos decir que es Iris Fernanda Sánchez Chiú.

"La China", como le dicen, en su calidad de dirigente municipal del PRI, conoce las preferencias y opiniones de la militancia.

Qué decir de las necesidades de la gente, con la que convive a diario; ya que desde sus tiempos de Regidora, Diputada Local, Delegada de Sedatu y como dirigente del Sindicato Salvador Alvarado, se ha solidarizado con las clases más vulnerables.

Por el lado del PAN, siempre se ha pensado que históricamente han sido democráticos. Por el simple hecho de que antes del año 2000, no tenían patrón en el Gobierno Federal y eso les daba la libertad de elegir voto por voto a sus dirigentes.

Ahora que se avecina el fin del período del ex pitcher Ernesto Munro Palacio, ha salido a relucir una lista de aspirantes para sucederlo; aunque no tan amplia como la del PRI.

De acuerdo a los reportes que tenemos, uno de los que levantó la mano para apuntarse como candidato es Gildardo Real Ramírez, quien en sus inicios en la política fue asistente del ex diputado local Gustavo De Unánue Aguirre

 Después se convirtió en funcionario municipal, luego en delegado de Diconsa y aprendió también la lección con Gustavito que hasta en dos ocasiones fue diputado local.

Muy ligado, dicen, al empresario y político Javier Gándara Magaña.

Otro aspirante es el abogado y militante de muchos años, Humberto Souza, un hombre muy franco al hablar y que aparte de entenderle a la política, le apasionan los deportes.

Javier Dagnino no solo fue funcionario en el sexenio del ex gobernador Guillermo Padrés.

También fue diputado local del 2015 al 2018, y sus propuestas siempre levantaron mucha polémica a la hora de debatirse en el Pleno del Congreso de Estado.

Quizá no tanto por el contenido de las mismas, sino por la forma de expresarlas el originario de Cananea; lo cual pudiera servirle o perjudicarle a la hora de pedir el voto a los militantes del PAN.

Finalmente y en atención a los reportes que tenemos, el cuarto aspirante a dirigir el CDE del partido azul, es Javier Neblina Vega, quien durante el sexenio del ex presidente Felipe Calderón fungió como delegado de Profeco.

Luego asumió otros puestos y se convirtió en diputado local y coordinador de la bancada del PAN durante el sexenio del ex gobernador Guillermo Padrés. Antes de irse como diputado federal a la Ciudad de México.

Nos vemos en la próxima.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *