Jesse Castillo cumplió un debut explosivo con los Tomateros de Culiacán, que derrotaron 10-7 a los Yaquis de Ciudad Obregón para tomar ventaja en el comienzo de la serie semifinal de la Liga Mexicana del Pacífico, a un máximo de siete duelos.

Castillo, reclutado como refuerzo por los Tomateros para la ronda semifinal, bateó de 4-2 con un doble, un cuadrangular, cuatro carreras producidas y dos anotadas.

Sebastián Elizalde conectó de 4-2 con un cuadrangular y dos carreras producidas, y Yoelkis Guibert añadió un triple productor de una carrera.

La victoria correspondió a Aldo Montes (1-0) con un relevo de dos innings sin admitir anotaciones. Perdió Miguel Aguilar (0-1), castigado con tres anotaciones y tres imparables en su relevo de un inning y dos tercios.

En Hermosillo, el estelar Juan Pablo Oramas cumplió con una brillante apertura y los Naranjeros derrotaron 2-0 a los Sultanes de Monterrey para tomar ventaja en el inicio de la otra serie semifinal.

Oramas (1-0) completó siete episodios en blanco, permitiendo apenas cuatro imparables para ganar el encuentro. Regaló una base por bolas y adornó su labor con ocho abanicados.

El revés fue al registro de Romario Gil (0-1), pese a permitir sólo dos carreras y seis hits en seis capítulos.

El jugador de los Tigres de Detroit, Isaac Paredes, quién fue tomado como refuerzo por los Naranjeros para esta ronda, disparó un cuadrangular de dos anotaciones para aportar todo lo necesario a la ofensiva por los ganadores.

Excelsior.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *