La secretaria de Energía, Rocío Nahle, aseguró que con un saldo de tres detenidos y varios heridos aunque ninguno de gravedad ya fue contenido el pleito que se originó en uno de los accesos a la construcción de la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, donde desde este martes se han manifestado trabajadores quienes exigen a la empresa contratista ICA Fluor Daniel que mejoren sus condiciones de trabajo.  

Las agresiones que ocurrieron desde las 7:00 horas en que a decir de la titular de la Secretaría de Energía (Sener), un grupo de máximo 12 personas no identificadas ni por la empresa ICA Fluor, intentaron ingresar a las instalaciones en el municipio de Paraíso, por lo que intervino la policía estatal utilizando gases y balas de goma, a decir de los medios locales, versión que no negó la titular de Energía.  

“Son entre 10 y 12 personas que están con esto y no vamos a permitir que haya esto, no vamos a permitir que un grupito con una intención de beneficio particular afecte una obra tan importante que le está dando empleo a más de 100,000 personas de forma directa o indirecta en el país”, aseguró Nahle en entrevista a su salida de Palacio Nacional, “el operativo fue para impedirles la entrada, como ya dijo el presidente, es un pleito entre líderes”, dijo la funcionaria.  

La responsable de dirigir la política energética nacional explicó que las manifestaciones se han dado únicamente en el paquete 1 de la construcción, consistente en la construcción de planta combinada y coquizadora de productos, por un monto de 50,458 millones de dólares, según el fallo de adjudicación. 

Y aunque los medios locales reiteraron que entraron en labores por lo menos 5,000 trabajadores contratados por el consorcio mexicano estadounidense, Nahle dijo que los manifestantes ascienden a sólo 300 personas, con las que ya se arregló ICA, mientras que en la construcción de la refinería trabajan poco más de 25,000 empleados.    

La empresa ICA Fluor ya emitió un comunicado donde dice que un grupo de personas no identificadas dentro del contrato colectivo que tienen con la empresa o con el sindicato hicieron una agitación”, dijo, “se tuvo un paro de labores en una de las áreas nada más y los trabajadores van a reanudar”.  

A decir de Rocío Nahle, todas las empresas involucradas en la obra tienen el mismo tabulador salarial, lo que trae la empresa Samsung, lo que trae la empresa ICA, además de que tienen su seguro social dentro de las instalaciones hay comedores donde se les proporcionan sus alimentos, hay servicio médico, hay clínicas, e incluso hace tres semanas la Secretaría de Salud envió una campaña de vacunación de Covid, se aplicaron más de 10,000 vacunas para el personal que faltaba en Dos Bocas, y "es mentira" que no se les paguen horas extras, como se denunció, puesto que existe la figura de dobleteo de turnos, que se paga conforme a lo acordado.  

“Yo personalmente he estado cuidando que la obra vaya bien pero también la calidad del trabajo, muy fuerte, es un trabajo muy duro, es albañilería, son obras, es el sol, es el agua, entonces que las condiciones de los trabajadores sean las mejores y se ha cumplido”, dijo Nahle.  

Por su parte, la empresa ICA Fluor emitió un comunicado en el que asegura que ha cumplido con todas las obligaciones patronales, salariales y de seguridad social, física e integral, así como las correspondientes prestaciones de ley para todos los trabajadores contratados en la obra, en cumplimiento con lo acordado con la representación sindical. 

“Elementos de seguridad de la Guardia Nacional y la Secretaría de Marina resguardan las instalaciones federales para proteger a los trabajadores ante las protestas y provocaciones que se han presentado, organizadas por algunas personas no identificadas ni reconocidas en el contrato colectivo que se tiene con la empresa”, aseveró la contratista.

Sin embargo, los trabajadores de ICA Fluor que sostuvieron el paro laboral denunciaron que se les paga la mitad del salario que establece el tabulador salarial, así como diversas injusticias e irregularidades por parte del líder sindical en turno Ricardo Hernández Daza, integrante de la CTM.  

A decir de la diputada de Morena, Susana Prieto Terrazas, las irregularidades surgieron cuando Hernández Daza tomó el mando de la bolsa de trabajo de la construcción de la refinería y dejó en el desempleo a 15,000 trabajadores.  

“La bolsa de trabajo se la llevó un líder sindical local, que nada tiene que ver al interior y que al parecer está vendiendo en abonos plazas de Pemex. No sólo tiene el control del trabajo al interior de Dos Bocas, va más allá que eso y lo peor de todo es que la mesa de seguridad a cargo de la secretaria Rocío Nahle no pone ningún orden” aseguró la legisladora morenista.   

Los trabajadores están percibiendo 2,400 pesos promedio por semana y son obligados a pagar una cuota sindical que oscila entre 100 y 500 pesos dependiendo su puesto. Dicha cuota sindical se cobra de manera directa, no hay registro de dicho dinero y aseguran que no hay opción, ya que de no pagarla no entran a trabajar y son reemplazados, detalló la diputada. 

“Los trabajadores aseguran que porros mandados por el dirigente sindical están a la entrada de Dos Bocas y detienen al trabajador pidiéndoles que paguen una cuota sindical en efectivo que no se describe en el registro de pago y que además, no tienen derecho a cobrar, ya que Ricardo no está legitimado para tener gente afiliada a su sindicato y es una violación a la reforma de la Ley Federal de Trabajo que se aprobó desde el 2019, así como al apartado 23 del T-MEC y a la libertad y democratización sindical” comentó finalmente la legisladora.

Eleconomista.com.mx

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *