Nido de Víboras

SSSSSSSS… Para un dirigente obrero con la experiencia de Javier Villarreal Gámez, quien es el líder de la CTM en la entidad y a la vez, cabeza principal del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero Metalúrgica, afiliada a esa misma central, es claro que la organización que preside debe adecuar su lucha a las circunstancias y buscar la forma de avanzar en el propósito de obtener mejoras y beneficios para sus defendidos.

La CTM, tanto a nivel nacional como estatal, ha tenido la capacidad de tender puentes de comunicación con gobiernos del PRI, del PAN, (de nuevo con el tricolor) y, hoy por hoy, con MOPENA, a lo que Javier Villarreal comentó ayer en su charla con los periodistas miembros de la Mesa Cancún, que administraciones van y vienen, con diferentes estilos y matices; pero que las carencias más importantes de los trabajadores siguen siendo las mismas: Falta de médicos especialistas, de medicamentos, de vivienda de tipo social y lo referente al reparto de utilidades, que es el tema de moda en esta época del año.

En una rápida ojeada a estos problemas de los trabajadores, mencionó que el déficit de los médicos especialistas del IMSS ha aumentado desde el 2008. Creímos que mejorarían las cosas con AMLO y sin embargo, aumentó aún más, al grado de que hoy faltan casi 500 de estos profesionales de la medicina, a quienes no interesa el régimen de jubilaciones del IMSS que se les impuso.

De la misma forma, no genera las mejores expectativas la fusión IMSS-l INSABI, pues consideran los propios médicos de esas instituciones que el servicio se va a precarizar aún más.

Por otro lado, recordó que López Obrador retiró el subsidio a la vivienda popular, por lo que se dejó de construirlas, lo que ocasionó al día de hoy haya 162,000 trabajadores que no pueden comprar vivienda porque no hay, y tampoco la pueden construir por falta de apoyos. Ahora el INFONAVIT les ofrece un “credi-terreno”, una figura absurda, injusta, pues los trabajadores no tienen dinero para levantar su casa, recalcó. Villarreal Gámez.

El líder máximo de la CTM-Sonora dijo que cuando le planteó este problema de las viviendas al Gobernador Alfonso Durazo, que éste se mostró atento y receptivo a las demandas y necesidades de los trabajadores, ante la falta de créditos hipotecarios y ofreció su respaldo en la gestión de terrenos para vivienda ante el INFONAVIT. Incluso hubo una reunión con funcionarios federales; pero ya va para mes y medio y no se ha sabido nada del tema.

En un breve resumen explicó también que, gracias a las negociaciones con Grupo México, las mineras de Cananea y Nacozari se convirtieron en las primeras empresas en entregar a sus trabajadores el 10 por ciento de las  utilidades (previsto en la Ley, pero no en la práctica), además de haberse generado mucha confusión entre la clase obrera por la información errónea vertida sobre el tema por la Secretaria del Trabajo María Luisa Alcalde y el propio Presidente López Obrador.  

En lo que respecta a la coyuntura que se vive en el terreno de lo laboral en el estado, Javier Villarreal tuvo palabras elogiosas tanto para la titular de la Secretaría del Trabajo, Olga Armida Grijalva Otero, como para el Subsecretario Antonio Ruiz García.

De la secretaria dijo que es una académica reconocida a la que respeta por su trayectoria; pero que no tiene experiencia en este terreno y sobre Ruíz García, comentó que es quien trata de poner orden en la dependencia y es el cuadro en el que se apoya, pues ha sido varias veces titular de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, así como de la Federal, además de haber sido abogado patronal.

Pero, señaló el líder obrero, el Subsecretario Ruiz García es blanco del “fuego amigo” por no ser de MORENA, razón por la cual lo considera “víctima y no victimario”.

A Javier Villarreal siempre lo ha distinguido su manera directa de decir las cosas; sin rodeos expresa lo que piensa y siente por su partido, el PRI, y señala con índice de fuego cuáles han sido los principales errores que se fueron cometiendo a lo largo de las décadas por las diferentes dirigencias.

“El PRI se olvidó de las banderas populares, y las agarró MORENA y ganó; pero el PRI no entiende, anda extraviado; tiene que definir si va a retomar las causas populares o si seguirá entregado a los ‘riquitos’ de los municipios, (lo que de plano no funcionó, pues ahí están los resultados). Es más, el PRI debe cambiar, no de nombre, sino de estrategia”, dijo Villarreal Gámez.

Sobre el gobernador Alfonso Durazo, comentó que desde el año pasado, cuando se reunió con el mandatario, éste le dijo que necesitaba de su apoyo para que las cosas marcharan bien en el terreno de lo laboral, a lo que Villarreal Gámez dijo que aceptó de inmediato, pues cree en Durazo, en sus buenas intenciones y que él quiere lo mejor para el estado. “Existe un compromiso de trabajar por Sonora”.

Pero, con Claudia Pavlovich fue particularmente duro y cáustico en sus consideraciones Javier Villarreal Gámez. Para empezar, dijo que es una pena que la ex gobernadora haya aceptado de parte del Presidente López Obrador el Consulado en Barcelona, España, debiéndole todo lo que ella ha sido en política a su propio partido, el PRI aunque, agregó, fue ella quien se lo pidió. “Dejó gente muy dolida e inconforme con su gestión, incluso muchos de sus cercanos.

Con énfasis dijo que “persiste la duda de si la ex gobernadora se la jugó o no con el PRI en el pasado proceso electoral”, en el que este partido fue barrido por MORENA, yéndose hasta el último lugar de las preferencias electorales en el estado.

En lo que toca a otras organizaciones de trabajadores, afirmó que la CTM es respetuosa de todas las expresiones sindicales como la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) cuyo líder, Pedro, Haces, tiene el doble carácter de empresario y dirigente obrero, lo cual es una incongruencia; lo mismo que la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT) que encabeza Napoleón Gómez Urrutia.

“Napoleón trae muchos problemas, Uno de ellos, el de los 55 millones de dólares, le ha restado mucha presencia al también secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana. Es incierto en lo que vaya a terminar este asunto”.

Y subrayó que ambas organizaciones se han quedado en intentos, mientras que la CTM está más consolidada que nunca como confederación de trabajadores.

Como vemos, Javier Villarreal no dejó sentido a nadie y en su charla con los “cancunes” mostró una vez más el aplomo ganado a pulso en su larga vida como cetemista y en sus 12 años ya, como dirigente máximo en Sonora de la CTM y con una fuerte presencia en el país, al frente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Minero Metalúrgica. Ni hablar; es lo que sembró y es lo que está cosechando. De eso no hay duda.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *