Autoridades de la Casa Blanca aseguraron que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quiere personalmente que su homólogo Andrés Manuel López Obrador acuda a la Cumbre de las Américas la próxima semana.

Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, dijo el miércoles dijo que Biden “quiere personalmente” que López Obrador acuda a la Cumbre, que tiene en cuenta la opinión de México y que ha mantenido conversaciones “respetuosas” con México sobre el tema.

“Nuestra relación con México es y seguirá siendo positiva,” dijo González, quien agregó que la participación a la cumbre no impactará a la cooperación entre Estados Unidos y Latinoamérica. López Obrador ha dicho que México estará representado por el canciller Marcelo Ebrard en caso de que él no asista.

Altos funcionarios del Departamento de Estado estadounidense dijeron el miércoles que creen que la Cumbre de las Américas contará con una buena participación, a pesar de las amenazas de varios presidentes latinoamericanos de no acudir.

Juan González, director del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental, dijo durante una conferencia de prensa telefónica con periodistas que no cree que la polémica generada por no invitar a la cumbre a países como Venezuela o Nicaragua sea “una distracción” para el éxito de ésta.

“Creo que dejaremos que los resultados hablen por sí mismos,” dijo González. “No hemos estado tan enfocados en el tema de quién no está invitado, sino más bien en los resultados que queremos lograr en la Cumbre”.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aún no ha dicho si asistirá a la cita, ya que ha condicionado su participación a que Estados Unidos invite a Cuba, Venezuela y Nicaragua, tres países cuyo modelo político es duramente criticado por Estados Unidos.

González dijo el miércoles que la lista final de países invitados aún no ha sido emitida por la Casa Blanca.

La semana pasada Kevin O’Reilly, el funcionario del Departamento de Estado que coordina la preparación de la cumbre, dijo en una audiencia en el Senado estadounidense que no se había invitado a ningún representante de los gobiernos del venezolano Nicolás Maduro ni del nicaragüense Daniel Ortega pero dejó la puerta abierta a que se pueda invitar a Cuba, aunque el mismo día el presidente Miguel Díaz-Canel descartó asistir. O’Reilly dijo que se ha invitado a la sociedad civil cubana.

La Cumbre, que arranca el lunes en Los Ángeles, aglutina a los líderes de los países del continente americano. Estados Unidos es anfitrión por segunda vez de la reunión, ya que esta se inició en 1994 en Miami.

El boicot planteado por México ha resonado en la región y varios países se han unido a la petición de que se invite a todos los Estados. Luis Arce, el presidente de Bolivia, también dijo que no acudirá a la cita si no se invita a todos los países.

El guatemalteco Alejandro Giammattei dijo que no irá, pero debido a las críticas que Estados Unidos ha hecho a la reelección de la fiscal general del país.

La Organización de los Estados Americanos (OEA) actúa como secretaría técnica del proceso de Cumbres de las Américas. México mantiene desde hace tiempo que la OEA es una entidad sometida al gobierno de Washington que debe desaparecer y ser sustituida por un organismo independiente.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *