Un trabajador de una planta de lácteos ubicada en Michigan ha sido diagnosticado de gripe aviar, se trata del tercer caso humano asociado a un brote en vacas lecheras de Estados Unidos, informaron este jueves las autoridades sanitarias locales.

El paciente comenzó a manifestar distintos síntomas, tales como tos y molestias oculares, a diferencia de los otros dos trabajadores que únicamente presentaban los síntomas visuales, explicaron las autoridades de Michigan. Ante dicha situación, el trabajador recibió atención médica de forma inmediata y se le aplicaron antivirales, por lo que ahora ya se está recuperando de los síntomas respiratorios.

El riesgo de la gripe aviar para los humanos sigue siendo bajo, aunque los trabajadores agrícolas que son expuestos a los animales infectados corren un riesgo mayor. Los casos registrados en Michigan ocurrieron en granjas diferentes y hasta el momento no hay signos de propagación entre las personas.

“El riesgo depende de la exposición, y en este caso, la exposición relevante es a animales infectados”, explicaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades a través de un comunicado.

A principios de abril, un trabajador agrícola de Texas fue diagnosticado por las autoridades como el primer caso en el mundo de una persona que contrae esta versión de la gripe aviar de un mamífero.

Mientras que las autoridades de Michigan dieron a conocer el primer caso en dicha localidad durante la semana pasada, fue un trabajador que contrajo la gripe aviar por “una salpicadura directa de leche infectada en el ojo” y esto causó que comenzara a desarrollar síntomas, señala un comunicado.

Desafortunadamente ninguno de los trabajadores en Michigan portaban mascarilla o algún otro equipo de protección personal, lo cual indica que mantenerse cerca del animales infectados representa un riesgo para la salud.

“La exposición directa al ganado infectado supone un riesgo para los seres humanos, y que el equipo de protección personal es una herramienta importante para prevenir el contagio entre las personas que trabajan en granjas lecheras y avícolas”, señaló en un comunicado la doctora Natasha Bagdasarian, jefa médica del departamento de salud de Michigan.

Se estima que hay entre 100 mil y 150 mil trabajadores en las granjas lecheras de Estados Unidos, según las estimaciones de la Unión de Campesinos de América (United Farm Workers of America, siglas en inglés).

Desde 2020, el virus de la gripe aviar se ha extendido entre más especies animales en una decena de países; específicamente en perros, gatos, mofetas, osos e incluso focas y marsopas

Hasta ahora se ha confirmado la presencia del virus H5N1 en 66 rebaños lecheros de nueve localidades, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

El nuevo caso de gripe aviar es la cuarta vez que se diagnostica el virus H5N1 de tipo A en una persona en Estados Unidos.

OPINIONES SOBRE ESTA NOTA

COMENTA ESTA NOTA

Su correo electrónico no será publicado.
Son obligatorios los campos marcados con: *